Qué son operaciones triangulares

Publicado

Definición

Se trata de operaciones en las que la mercancía sale de origen y se entrega físicamente en un tercer punto que no es el del comprador inicial del producto. En estas operaciones el despacho de aduanas se debe realizar en el punto de entrega y para ello la documentación de importación va desde origen al comprador inicial donde se emite una nueva documentación que es la que se envía al destino final de la mercancía para que sea despachada y entregada al destinatario final de la mercancía. Es una operación habitual para operaciones internacionales en las que la mercancía se subcontrata íntegramente en un país extranjero y se vende en otro país extranjero. Para reducir costes y plazos se hace el envío directo desde el país en el que se ha fabricado al lugar del destinatario final de la mercancía. Aparte del ahorro en transporte en estas operaciones, (en coste y tiempo de tránsito), conseguimos evitar adelantar el IVA a la aduana y el arancel si bien estos impuestos se pueden recuperar al hacer la liquidación de IVA correspondiente y al declarar a la aduana que se trata de un tráfico de perfeccionamiento.


Es muy complicado garantizar el correcto uso que pueden hacer los intermediarios logísticos de la información del productor en orígen y el destinatario final de la mercancía.


 

Riesgos

Uno de los casos de uso típicos de este tipo de operaciones es que la empresa que subcontrata la producción, y la vende al cliente final, quiera mantener la confidencialidad del productor subcontratado para evitar que éste y su cliente final contacten directamente para futuras operaciones. El riesgo en esta operativa proviene de que es muy difícil de controlar esta confidencialidad por varias razones como por ejemplo:

  • La mercancía podría llevar alguna identificación del productor subcontratado, (documentación adjunta, marcas,…).
  • La empresa que realiza el despacho de aduana en destino con el cliente final de la mima tiene acceso a los datos sobre el despachante en origen, embarcador,… . No podemos controlar la información que intercambien el agente de aduanas en destino y el cliente final que realice el despacho y a quién normalmente irá destinada la mercancía.
  • La empresa que realiza el despacho de exportación de la mercancía, que es contratada normalmente por el fabricante y exportador en origen que han sido subcontratados, también puede tener acceso a la información de la naviera sobre a quién va dirigida físicamente la mercancía cuando sale del puerto. No podemos tener la certeza sobre la información que intercambien el fabricante y la empresa que realice el despacho de exportación de la mercancía.

Un trading de confianza serviría como filtro de manera que si el destinatario final intentara llegar al exportador en origen llegaría a esa empresa de nuestra confianza que nos pondría sobre aviso de la situación.


 

Solución que Proponemos

Una posible opción es recurrir a una empresa comercializadora, (“trading”), que sea de la confianza de la empresa que subcontrata el producto y lo vende al cliente final para que sea ella quien realice la exportación de la mercancía e incluso que la inspeccione. Si esta comercializadora merece la confianza depositada en ella no intentará contactar con el destinatario final para venderle directamente el producto a un precio mayor al que lo vende a la empresa que le ha contratado. De la misma manera, protegería a la empresa que le ha contratado en el caso de que el destinatario final de la mercancía consiguiera localizarle y contactara con él para comprarle el producto directamente.